sábado, diciembre 4, 2021

Más de 2.000 centros de salud cerrados por la crisis económica en Afganistán

El colapso en el sistema sanitario dejó al menos 23.000 trabajadores sin trabajo. Al mismo tiempo, la Organización Mundial de la Salud advirtió que la mitad de los niños corren riesgo de desnutrición y calificó la situación como un “rápido declive” de la asistencia sanitaria.El sistema sanitario está al borde del colapso en Afganistán, donde al menos 2.000 centros de salud ya cerraron debido a la falta de liquidez.

El sistema sanitario está al borde del colapso en Afganistán, donde al menos 2.000 centros de salud ya cerraron debido a la falta de liquidez a la que se enfrenta el país, advirtió un alto responsable de la Cruz Roja.

“La gente aceptará trabajar sin sueldo durante unas semanas más”, advirtió Alexander Matheou, director para Asia y Pacífico de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR), en una conferencia de prensa en Kabul.

“Pero cuando no haya medicamentos, ni electricidad, ni nada que ofrecer a los pacientes, cerrarán”, añadió, informó la agencia de noticias AFP.

Devastada por décadas de guerra e intervencionismo de Estados Unidos y sus aliados, la economía afgana se encuentra en parte paralizada desde que los talibanes recuperaron el poder a mediados de agosto, debido al congelamiento de la ayuda internacional y de los activos afganos retenidos en el extranjero.

Sin la financiación internacional, muchas ONGs, que hasta ahora habían sido la principal fuente de financiación del sistema de salud, se quedaron sin dinero o tuvieron que abandonar sus operaciones.

“La gente aceptará trabajar sin sueldo durante unas semanas más, pero cuando no haya medicamentos, ni electricidad, ni nada que ofrecer a los pacientes, cerrarán”ALEXANDER MATHEOU

“Esto es lo que paraliza el sistema de salud”, explicó Matheou después de una visita de cuatro días a Afganistán.

“Más de 2.000 centros de salud han cerrado” y alrededor de 23.000 trabajadores sanitarios, de los cuales 7.000 son mujeres, no reciben su salario o tuvieron que dejar de trabajar, precisó.

Al respecto, la Organización Mundial de la Sadul (OMS) precisó que solo el 17% de los más de 2.300 establecimientos de salud que anteriormente apoyaba el Banco Mundial están en pleno funcionamiento, dos tercios de los cuales se quedaron sin medicamentos esenciales.

Sin embargo, el coordinador de Médicos Sin Fronteras (MSF) en Afganistán, Gaetan Drossart, se reunió este jueves con el ministro de Asuntos Exteriores en funciones, Amir Kahn Muttaki, y reiteró al Gobierno provisional de ese país que los empleados de MSF continuarán prestando sus servicios en Afganistán.

El Gobierno provisional de Afganistán, a su vez, agradeció a la organización la prestación de servicios humanitarios y garantizó a su personal que trabaja en Afganistán su seguridad y asistencia en caso de necesidad.

Devastada por décadas de guerra e intervencionismo de Estados Unidos y sus aliados, la economía afgana se encuentra en parte paralizada desde que los talibanes recuperaron el poder a mediados de agosto, debido al congelamiento de la ayuda internacional y de los activos afganos retenidos en el extranjero.

Sin la financiación internacional, muchas ONGs, que hasta ahora habían sido la principal fuente de financiación del sistema de salud, se quedaron sin dinero o tuvieron que abandonar sus operaciones.

“Esto es lo que paraliza el sistema de salud”, explicó Matheou después de una visita de cuatro días a Afganistán.

Frente al empeoramiento de la situación, la OMS detalló que está trabajando con los donantes para mantener los centros de salud a fin de prevenir brotes y enfermedades en aumento en el país centroasiático.

La OMS también alertó sobre el “rápido declive” de la asistencia sanitaria en Afganistán, donde los casos de sarampión y diarrea se dispararon y la poliomielitis se convirtió en un “riesgo importante”.

La respuesta a la Covid-19 también disminuyó y casi la mitad de los niños del país corren riesgo de desnutrición, advirtió la agencia sanitaria de la ONU.

La actualidad en el país
En relación a la situación de Afganistán, el portavoz de la Secretaría General de la ONU, Stéphane Dujarric, apuntó en conferencia de prensa diaria de Naciones Unidas, que el Programa Mundial de Alimentos (PMA) y el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) ampliarán su trabajo en el país, con hasta 100 nuevos servicios móviles de salud y equipos de nutrición.

Dujarric subrayó, además, que el Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFP) garantizó que las parteras en todo Afganistán continúan operando y prestando atención a mujeres y niñas en situación crítica.

Un llamamiento urgente lanzado el 7 de septiembre por la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) tiene como objetivo ayudar a 11 millones de personas a sobrevivir mientras los alimentos se están agotando y los servicios básicos del país están al borde del colapso.

Ante ello, Dujarric recordó que se necesitan 606 millones de dólares para los meses de este año y agregó que la ONU está pidiendo a los donantes que “aceleren la financiación para prevenir muertes evitables, evitar el desplazamiento y reducir el sufrimiento”. “También estamos pidiendo a nuestros donantes que se aseguren de que la financiación sea lo suficientemente flexible para adaptarse a las condiciones cambiantes sobre el terreno”, ha apostillado.

Télam

Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

últimas noticias

La-punta municipalidad potrero de los funes